miércoles, 20 de octubre de 2010

Israel desafía a palestinos a reconocer el “Estado judío”


El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, propuso el lunes una nueva moratoria sobre la construcción israelí en los territorios en disputa de Cisjordania a cambio de que los palestinos reconozcan a Israel como “Estado Nación del pueblo judío”, una iniciativa rechazada por la parte palestina.

En un discurso ante los diputados en la apertura de la sesión invernal del Parlamento, Netanyahu explicó sus condiciones para renovar la congelación de los construcciones, una medida considerada por algunos clave para continuar con las conversaciones de paz directas que empezaron hace apenas un mes.

“Si el liderazgo palestino dice de forma inequívoca a su pueblo que reconoce a Israel como Estado Nación del pueblo judío, estaré dispuesto a reunir a mi gabinete y pedir una nueva moratoria sobre las construcciones”, dijo Netanyahu.

“Ya he hecho pasar el mensaje a través de canales silenciosos y ahora lo digo en público”, dijo en un discurso emitido en directo por la televisión.

Pero su oferta fue rechaza de inmediato por los palestinos.

El principal negociador palestino, Saeb Erakat, señaló que este asunto no tenía nada que ver con la crisis de las negociaciones de paz.
“Esta cuestión no está relacionada con el proceso de paz ni con las obligaciones con las que Israel no ha cumplido. Lo rechazamos tanto en bloque como en el detalle”, declaró.

Las conversaciones de paz directas entre Israel y los palestinos empezaron el pasado 2 de septiembre pero se detuvieron hace dos semanas, cuando expiró la moratoria parcial de 10 meses.

Pese a la presión diplomática, Netanyahu se ha negado hasta ahora a imponer una nueva moratoria, a la vez que pidió a los palestinos no abandonar las conversaciones.

“¿Qué podría convencer al gobierno, y sobre todo a los ciudadanos de Israel, de que los palestinos están realmente listos para vivir con nosotros en paz?”, preguntó Netanyahu. “¿Algo que mostrara un verdadero cambio en el lado palestinos?”, añadió, a la vez que dijo que tal paso se interpretaría como prueba de las verdaderas intenciones genuinas hacia Israel.

Los palestinos reconocieron formalmente el Estado de Israel en vísperas de los acuerdos de Oslo de 1993, pero han rechazado el pedido de reconocer su carácter judío porque supondría la renuncia al “derecho de retorno” de aquellos árabes que abandonaron, en su mayoría por llamado de otros Estados árabes, el actual territorio de Israel durante la guerra de 1948.

Antes de esta propuesta, el gobierno israelí dio su apoyo a un proyecto de ley que impone la celebración de un referéndum como paso previo para cualquier retirada territorial de la meseta del Golán y del este de Jerusalem, la primera ciudad sagrada para los judíos, anunció un portavoz del Ministerio de Justicia.

“La comisión interministerial encargada de la legislación ha ratificado, en nombre del Gobierno, un proyecto de ley que prevé la celebración de un referéndum antes de cualquier retirada de un territorio bajo soberanía israelí”. La decisión fue aprobada con siete votos a favor y tres en contra.
El proyecto de ley debe pasar aún por el Parlamento, pero los medios israelíes consideran que el respaldo a la propuesta gubernamental está asegurado.

Israel descarta volver a las fronteras de 1967

El Viceprimer Ministro israelí, Silvan Shalom, descartó el miércoles todo retorno a las fronteras de 1967, en respuesta a una contrapropuesta palestina de reconocimiento de Israel, bajo cualquier nombre que sea, a cambio de una retirada de los territorios ocupados desde ese año.
“El retorno a las líneas de junio de 1967 es inaceptable”, afirmó Shalom a la radio pública. “Existe un amplio consenso en Israel sobre este punto”, añadió.

Los palestinos pidieron el miércoles a la administración estadounidense y a Israel suministrarles un mapa del territorio hebreo, en respuesta a una petición de Washington de formular una contrapropuesta a la oferta del Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de una nueva congelación parcial de la colonización a cambio del reconocimiento de Israel como “Estado del pueblo judío”.

“Si ese mapa se funda en las fronteras de 1967 y prevé el fin de la ocupación israelí de todos los territorios palestinos ocupados en 1967, reconoceremos a Israel bajo cualquier nombre que se otorgue, de conformidad con el derecho internacional”, declaró Yasser Abed Rabbo, uno de los dirigentes de la Organización de Liberación de la Palestina (OLP), que participa en las negociaciones de paz con Israel.

Cabe destacar que los territorios reclamados en la actualidad por los palestinos, estaban anteriormente bajo soberanía egipcia (Gaza) y Jordana (Cisjordania), y nunca en la historia estuvieron bajo soberanía de alguna entidad palestina.

Temas Relacionados:

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Cada uno debe reconocerse respectivamente

¿qué te habías hecho hermano?

Isa dijo...

¡Vaya! ¡Ya se te extrañaba! Qué bueno tenerte de nuevo por aquí.
Abrazos fraternos.

Publicar un comentario en la entrada